El logro es decepcionante. El éxito y la euforia que viene con un gran objetivo que finalmente se materializa es fugaz en el mejor de los casos.
No es más que un testimonio del hecho de que algo estaba aquí, algo vivo, alguien que no quería que pasara el tiempo sin marcar el momento.
¿Qué le dirías a la persona que serás dentro de 3 años?
Sobre qué escribir es simplemente una pregunta que nunca debió hacerse.

Las cartas de Rodobo